DEJA DE PROCRASTINAR

Cuando se te ocurre limpiar la pieza justo antes de estudiar para un certamen de la U, cuando crees que es buen momento de limpiar al perro siendo que te pidieron ir a comprar, cuando te pones a contar cuantos canales hay en el cable en vez de apagar la TV y hacer un trabajo urgente que debías. No nos digas que jamás te ha pasado una de estas situaciones o parecidas, porque es de lo más común en la vida. A esto los entendidos le llaman procrastinar. En Chile le llamamos sacar la vuelta, es básicamente lo mismo.

Hablamos del arte de sacar la vuelta haciendo cualquier cosa, menos lo que nos han encomendado o pedido. Pero… ¿Por qué pasa esto? ¿Qué hace que queramos postergar una tarea una y otra vez hasta no tener tiempo para realizarla de manera eficiente y correcta? ¿Cómo afecta esto a Boca? Estas y otras interrogantes son las que con nuestro equipo de científicos de la NASA hemos decidido responder el día de hoy.

La definición de procrastinar básicamente es postergar innumerables veces una tarea, prefiriendo hacer cualquier cosa antes que la tarea en sí. Y bueno, eso tiene bastante lógica si nos ponen dos opciones: Has tu tarea o juega con el celular. Si te hacen esa pregunta es probable que declines por la segunda opción, y los motivos sobran: Es más entretenida, no supone un reto, me mantiene en mi zona de confort y no necesitamos esforzarnos para lograrlo, sin embargo, y como ya lo debes suponer, no hay peor idea que procrastinar proyectos o tareas que ya tienes como pendiente. Porque lamentablemente tarde o temprano tendrás que hacerlas, y todos sabemos que el 99% de las veces, hacer una tarea apurado es significado de ser mediocre y el resultado NUNCA será el óptimo. Grábate bien eso en la cabeza.

Pero bueno, dejemos el dramatismo de lado porque soluciones para esto las hay y muchas. Por nuestra parte quisimos resumirla en 3 simples pasos para no tener que ser un pajero de por vida. Vamos a ello:

HAS UNA LISTA DE TAREAS PENDIENTES: En ocasiones, cuando tenemos un montón de tareas por hacer y todas parecen ser importante, podemos sentir que estallamos por dentro, que no sabemos por donde comenzar y que no hay escapatoria, pero tranquilo que no hay nada que una lista de tus prioridades no pueda arreglar. Y te ponemos un ejemplo, más que real: Nosotros nos planificamos crear este artículo el día sábado antes de almuerzo, para así tener toda la tarde libre y descansar. Entonces el viernes en la noche hicimos una lista con todas las tareas pendientes, ya sea, pasear al perro, hacer este artículo, leer un libro y así. Siempre poniendo lo más urgente como primero en la lista. Esto nos ayuda a no perder el foco e ir tachando las tareas que ya hemos logrado terminar.

EVITA DISTRACCIONES INNECESARIAS: Básicamente para ti, que lees este artículo nos referimos al uso excesivo de la tecnología como medio de entretención y distracción. Mucho Instagram, TikTok, Facebook o la RS que prefieras, termina por atrofiar las tareas que teníamos agendadas en un comienzo. Y al final el cambio solo va a depender de ti, en el momento que te preguntas ¿Cuánto tiempo más vas a seguir perdiendo?

EVITA DISTRACCIONES INNECESARIAS: Básicamente para ti, que lees este artículo nos referimos al uso excesivo de la tecnología como medio de entretención y distracción. Mucho Instagram, TikTok, Facebook o la RS que prefieras, termina por atrofiar las tareas que teníamos agendadas en un comienzo. Y al final el cambio solo va a depender de ti, en el momento que te preguntas ¿Cuánto tiempo más vas a seguir perdiendo?

DATE UNA BUENA RECOMPENSA: Los seres humanos somos animales con instintos, igual a un perro que cuando hace una tarea que le pides se queda esperando su galleta como recompensa. Piénsalo de esa forma ¿Qué es lo que te hace feliz después de terminar las clases o trabajar? En ese momento es cuando se recomienda tomar el celular y ver memes en Instagram, jugar PS4, salir a trotar o lo que sea que te haga sentir en conexión contigo mismo y de esa forma satisfecho.

No hay una receta para la vida, pero si existen los tips que vaya que salvan en situaciones donde no tenemos idea para donde va la micro. Es importante entender que todos somos personas diferentes, con vivencias distintas y experiencias individuales, sin embargo, debes buscar adecuar este tipo de recomendaciones para tu vida. En ningún momento esta es una guía de un guru ni un experto certificado en procrastinación, si no, más bien son recomendaciones que nos han servido para evitar lo máximo posible la procrastinación en momentos donde el tiempo no sobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *